Yin yoga beneficios, Ejercicios de Yoga para la Ansiedad

Yin yoga beneficios

Yin yoga: estirar de forma consciente

El Yin Yoga es una práctica suave y tranquila en la que se aprende a relajar un estiramiento específico para mejorar la circulación y la amplitud de movimiento de las articulaciones. A diferencia de los estilos de yoga Yang, como Vinyasa, Power y Ashtanga, que se centran más en los tejidos musculares, el Yin Yoga se centra en los tejidos conectivos profundos, como la fascia, los ligamentos y las articulaciones. Esencialmente, el Yin Yoga es más lento y meditativo, y te enseña a reconocer el malestar y el pensamiento mientras te quedas quieto en las posturas. Esto ayuda a despejar la mente y a mejorar el flujo de energía en el cuerpo.

Cuándo hacer yin yoga

Como instructora de yoga a tiempo completo con un horario exigente que me tiene corriendo entre clases y sesiones privadas la mayor parte del día, mi práctica personal de yin se ha convertido en algo esencial para recargar y devolver a mi cuerpo, mente y espíritu. Yin es una práctica introspectiva que ofrece la oportunidad de volverse hacia adentro y nutrir el centro de calma y tranquilidad que es innato en todos nosotros. Es una práctica de quietud, paciencia y no reactividad. A través del yin yoga nos volvemos expertos en el cuidado de uno mismo. Nos convertimos en mejores oyentes con la práctica de la sintonía; nos volvemos más sabios al conocernos a nosotros mismos de dentro a fuera; y nos volvemos más curiosos sobre el mundo a través de la exploración de nuestros propios mundos interiores.

  Sadhana

Practicar el yin es renunciar al control, un concepto tan novedoso y terapéutico en nuestra vida moderna. A primera vista, la práctica del yin puede parecer poco intensa. Pero si eres capaz de sintonizar con ella, te encontrarás con algunos acontecimientos fascinantes que ocurren en las capas bajo la piel. ¿No estás convencido? Profundiza en 10 cualidades nutritivas y beneficios terapéuticos que he encontrado tanto con mis alumnos como a través de mi propia práctica de esta forma de medicina sin igual.

La guía completa del yin…

El Yin Yoga es un estilo de yoga de ritmo lento como ejercicio, que incorpora principios de la medicina tradicional china, con asanas (posturas) que se mantienen durante períodos más largos que en otros estilos. Para los principiantes, las asanas pueden mantenerse de 45 segundos a dos minutos; los practicantes más avanzados pueden permanecer en una asana durante cinco minutos o más. Las secuencias de posturas están pensadas para estimular los canales del cuerpo sutil conocidos como meridianos en la medicina china y como nadis en el hatha yoga.

  Clases de relajacion

Las posturas de Yin Yoga aplican una tensión moderada a los tejidos conectivos del cuerpo -tendones, fascias y ligamentos- con el objetivo de aumentar la circulación en las articulaciones y mejorar la flexibilidad. Se trata de un enfoque más meditativo del yoga, cuyos objetivos son la conciencia del silencio interior y la puesta en evidencia de una cualidad universal e interconectada.

El Yin Yoga fue fundado a finales de la década de 1970 por el experto en artes marciales y profesor de yoga Paulie Zink Yoga taoísta (Tao Yin). El Yin Yoga se enseña en toda América del Norte y Europa, impulsado por sus profesores Paul Grilley y Sarah Powers. Tal y como lo enseñan Grilley y Powers, no pretende ser una práctica completa en sí misma, sino un complemento a formas más activas de yoga y ejercicio. Sin embargo, el enfoque de Zink incluye toda la gama de yoga taoísta, tanto yin como convencional.

El yin yoga beneficia a la fascia

Gran parte del yoga que se practica en los estudios de Estados Unidos es lo que se conoce como estilos “yang” de yoga: clases vigorosas y de ritmo rápido como el vinyasa, el power y el ashtanga. Pero hay otro estilo igualmente importante que es completamente opuesto: el yin yoga. A continuación, nuestra guía de todo lo relacionado con el yin, desde sus numerosos beneficios para la salud hasta cómo puede practicarlo en casa. Considérelo su curso intensivo de yin yoga, si lo desea.

  Postura pino yoga

Sí, hay un montón de beneficios para la salud física de la práctica de yin yoga, pero hay un montón de salud mental, también. A continuación se enumeran algunos de los más populares, desde el estiramiento del tejido conectivo hasta la reducción del estrés y la ansiedad.

Piensa en la fascia como si fuera una envoltura de encogimiento alrededor de tus músculos y huesos. Cuando este tejido conectivo está infrautilizado, se vuelve menos elástico, lo que puede provocar dolores y rigidez. “Si estiras suavemente el tejido conjuntivo manteniendo una postura yin durante mucho tiempo, el cuerpo responderá haciéndolo más largo y fuerte, que es exactamente lo que quieres”, explica Paul Grilley, profesor de yoga.