Utthita trikonasana iyengar, Ejercicios de Yoga para la Ansiedad

Utthita trikonasana iyengar

Trikonasana con accesorios

Utthita Trikonasana, o Postura del Triángulo Extendido, es una postura de pie fundamental para la mayoría de las sesiones de práctica de yoga. Esta postura inspira no por su complejidad, sino por su simplicidad. Sus líneas suaves y limpias evocan las imágenes arquetípicas de las Grandes Pirámides o de un Sri Yantra, como se ve a continuación.

Esta postura es accesible para casi todo el mundo. Incluso he visto enseñar esta postura a personas que no tienen uso de sus piernas. En esta entrada del blog, presentaré la asana clásica como me la enseñaron mis maestros, y daré algunas variaciones para aquellos que no pueden alcanzar la postura clásica.

Colócate en Tadasana (ver la última entrada). A partir de aquí, separa los pies de 1,25 metros (4 a 4,5 pies). Esto es sorprendentemente amplio para muchos de mis alumnos principiantes. Una buena medida es ver si las muñecas están por encima de los pies. He colocado correas alrededor de las muñecas para demostrar la longitud de los pies. Al igual que en Tadasana en mi último post, los muslos presionan hacia atrás hasta que las rótulas se tensan. Esta postura se llama Utthita Hasta Padasana (Postura extendida de manos y pies).

Significado de utthita

Mantenga los dedos de los pies y la rótula de la pierna izquierda apuntando hacia delante y, manteniendo la columna vertebral recta y larga, estírese sobre la pierna. Coloque la mano izquierda en el tobillo o en un bloque junto al pie. Mira hacia arriba, hacia el brazo derecho extendido.

  Formación de profesores

Postura del triángulo. Una de las posturas de pie más esenciales e icónicas. Esta postura cultiva la flexibilidad, la fuerza y la estabilidad de las piernas, los brazos y la columna vertebral. En la Trikonasana, los brazos y las piernas se extienden y dinamizan, y la columna se alarga. El pecho y el torso giran lejos del suelo, resistiendo los efectos de la gravedad sobre el cuerpo.

Esta postura puede incluirse en una gran variedad de secuencias. Se aprende al principio de la práctica del yoga y sigue siendo valiosa durante toda la vida del practicante. Utiliza la postura del Triángulo al principio de la práctica para calentar los músculos y acondicionar el cuerpo para las posturas posteriores. A medida que se adquiere más experiencia, se pueden enfatizar diferentes acciones en Trikonasana, dependiendo de las posturas que seguirán, más adelante en la secuencia.

Taller intensivo del viernes: Como esta sesión dura 2,5 horas, podemos dedicar un poco más de tiempo a la preparación de las posturas de equilibrio abriendo las caderas y centrándonos en las acciones necesarias para ayudar a entrar más fácilmente en las posturas de equilibrio de brazos.

Viparita karani iyengar

Las diferentes escuelas de yoga tienen diferentes puntos de vista sobre lo que es Trikonasana. Un artículo de 2001 sobre la asana en Yoga Journal con instrucciones dadas por profesores de cinco tradiciones modernas de yoga (Iyengar Yoga, Ashtanga Vinyasa Yoga, Kripalu Yoga, Sivananda Yoga y Bikram Yoga) mostraba diferentes posiciones del cuerpo[8] Este artículo no hace una distinción entre Trikonasana (postura del triángulo) y Utthita Trikonasana (postura del triángulo extendida).

  Alimentación ayurveda

En la tradición del Yoga Satyananda, la Trikonasana se describe como una serie de cinco asanas realizadas en secuencia. Las tres primeras tienen la rodilla delantera doblada, empezando con el brazo superior apuntando hacia arriba, el inferior en el suelo delante de la pierna o con el codo apoyado en la rodilla. La segunda tiene el brazo superior apuntando hacia delante por encima de la cabeza. La tercera tiene el brazo superior detrás de la espalda. La cuarta tiene las piernas rectas, ambos pies apuntando ligeramente hacia fuera, y el cuerpo se mantiene horizontal con los brazos hacia los lados. Por último,

Wikipedia

Trikonasana es un componente universalmente importante de nuestra práctica de yoga que nos ayuda a practicar la mayoría de las otras asanas con mayor facilidad e inteligencia.    Nos enseña a extender las piernas, lo cual es necesario para muchas asanas más desafiantes. Aprendemos a soportar el peso en una pierna recta mientras mantenemos los músculos del muslo comprometidos.    Además, la pierna delantera se rota externamente, lo que fortalece los músculos de las piernas y aporta flexibilidad y estabilidad a la cadera. De este modo, las piernas se preparan para una alineación adecuada en otras posturas de pie con la pierna recta, como Ardha Chandrasana, Parsvottanasana y Parivrtta Trikonasana. Trikonasana también estira los isquiotibiales, lo que nos prepara para la práctica de las flexiones hacia delante como Uttanasana y Paschimottanasana.

  Clase de yoga en casa

Trikonasana puede ser una de las primeras posturas que hagamos en nuestra secuencia de posturas de pie si queremos que el enfoque de nuestra práctica se oriente hacia las flexiones hacia delante, las flexiones hacia atrás, los giros o las inversiones.    El trabajo de mover el coxis y los omóplatos hacia adelante y abrir el pecho tonifica los músculos de la columna vertebral necesarios para todas las flexiones hacia atrás.    La firmeza requerida en las costillas de la espalda al girar el pecho y la cabeza hacia el techo nos enseña a trabajar en torsiones como Bharadvajasana y Marichiasana.