Supta padangusthasana, Ejercicios de Yoga para la Ansiedad

Supta padangusthasana

Supta padangusthasana en línea

parivrtta supta padangusthasana

El nombre viene de las palabras sánscritas Utthita (उत्थित) que significa “extendido”, Hasta (हस्त) que significa “mano”, Pada (पद) que significa “pie”, Angustha (ङ्गुष्ठ) que significa “pulgar” o “dedo”, y Asana (आसन) que significa “postura” o “asiento”. [1]

Sin embargo, la postura no parece ser de origen indio, y no se encuentra en los textos medievales de hatha yoga. Una postura similar se describe en el texto danés de principios del siglo XX de Niels Bukh, Primitive Gymnastics, que a su vez deriva de una tradición escandinava de gimnasia del siglo XIX. La postura llegó a la India en la década de 1920. Swami Kuvalayananda la incorporó a su sistema de ejercicios, de donde la retomó el influyente profesor de yoga Tirumalai Krishnamacharya[5].

Utthita Padangusthasana es una postura con el cuerpo erguido, sobre una pierna; la otra pierna está estirada y el pie de la pierna levantada se agarra con la mano del mismo lado del cuerpo. Se realiza desde la postura de pie Tadasana[6]: I, con la pierna levantada hacia el frente, y la mano opuesta hacia la cadera; II, con la pierna levantada hacia el lado, y la mano opuesta estirada recta hacia el otro lado.[1][7][8] Los estudiantes pueden practicar la postura usando una correa para sostener el pie extendido, o una repisa o pared para apoyarse;[1][9] o pueden mantener la rodilla doblada.[10] La postura está al comienzo de la Serie Primaria de Ashtanga vinyasa yoga.[11]

  Asanas

beneficios de supta padangusthasana

La ciencia del yoga es vasta y a veces funciona de manera misteriosa. Nuestros ojos desnudos y el Ego o Ahamkara no pueden ver las profundidades internas a las que nos exponemos al practicar yoga. Sin embargo, la sabiduría yóguica nos hace ver la postura y sus efectos desde los ojos de la Mente o Manas y analizarla con la verdadera Inteligencia del alma o el Buddhi. Nuestra conciencia está dominada principalmente por nuestro ego y usualmente, en la mayoría de las posturas como la Postura de la Mano Reclinada al Dedo Gordo del Pie o Supta Padangusthasana, los practicantes se enorgullecen inmensamente de levantar la pierna más cerca del pecho y se olvidan de entender la eficiencia de la postura. Renuncian a la colocación de la pierna apoyada en la esterilla. El yoga nos enseña a escuchar a nuestro cuerpo y a experimentar los beneficios de una postura desde una perspectiva más profunda.    Echa un vistazo a algunos de los beneficios más gloriosos para la salud de Supta Padangusthasana

  Música de yoga

La parte baja de la espalda ha sido un área de interés durante muchos años, y esta postura funciona maravillosamente para resolver los problemas de la parte baja de la espalda. La rigidez suele ir de la mano del estilo de vida sedentario. Al practicar Supta Padangusthasana, la zona lumbar recibe una tracción que ayuda a aliviar la compresión creada por una mala postura. Cuando la postura se realiza en el suelo, los isquiotibiales se estiran más eficazmente y la pelvis vuelve a su sitio, añadiendo así más espacio para los músculos de la espalda y aliviando la tensión de la región. Los flexores de la cadera también se abren para crear una mayor flexibilidad y movimiento.

supta padangusthasana a b c

La Supta Padangusthasana (Postura de la Mano y el Dedo Gordo Reclinados) es mi postura preferida para el dolor lumbar. Sus acciones ayudan a crear tracción en la parte baja de la espalda, lo que puede aliviar la compresión y la tensión. Y hacer la postura en el suelo te permite estirar con seguridad los isquiotibiales sin poner mucha tensión en las vértebras. El suelo sostiene la espalda y evita que se redondee o empuje hacia atrás, un movimiento poco saludable para muchos problemas de espalda. Por último, la naturaleza asimétrica del estiramiento puede equilibrar los dos lados de la espalda. Para la mayoría de nosotros, un lado del cuerpo es dominante, lo que hace que ese lado de la espalda se vuelva más tenso o fuerte, distorsionando la postura. Con el tiempo, estas asimetrías pueden convertirse en el origen de dolores de espalda o daños en los discos.

  Maestros del yoga

Los isquiotibiales tensos no tienen por qué disuadirte de practicar esta postura; el uso del cinturón en la primera y segunda variación la hace accesible a todos. La segunda variante estira los músculos aductores de la pierna levantada y puede ayudar a tratar las asimetrías de la pelvis y el sacro y aliviar el dolor ciático. Ambas variaciones enseñan las interacciones entre las piernas, las caderas y la parte inferior de la espalda, principios que pueden trasladarse a la práctica de las asanas de pie, de flexión hacia delante, sentadas e invertidas.