Saludo al sol hatha yoga, Ejercicios de Yoga para la Ansiedad

Saludo al sol hatha yoga

Tadasana

Todas las investigaciones publicadas demuestran que la práctica de Surya Namaskar tiene serios beneficios para la mente y el cuerpo. Una sesión de yoga está incompleta sin la práctica del Saludo al Sol. También se cree que el Surya Namaskara es en sí mismo una práctica completa. Básicamente Surya Namaskara es la base de la práctica de yoga. Establece la conexión del movimiento y la respiración, y crea la unidad entre el cuerpo, la mente y el espíritu.

Hay muchas variaciones de Surya Namaskara que han evolucionado a lo largo de los años, aunque varias son bastante similares. Lo común en todas es ese método de flujo Vinyasa o respiración sincronizada con el movimiento y la atención plena. Aquí, nos centramos en tres principales variaciones famosas del Saludo al Sol de la tradición de Hatha Yoga y Ashtanga Vinyasa Yoga y poses básicas en orden de ejecución de la misma.

Hatha yoga Surya Namaskara es el más famoso y comparativamente fácil en todos los otros métodos tradicionales de saludo al sol. Se compone de 12 diferentes posiciones de la columna vertebral dando varios movimientos vertebrales a la columna vertebral.

Hatha yoga surya namaskar

Una cosa importante a recordar antes de empezar a practicarlo es, cómo nos da la oportunidad de expresar nuestra gratitud al sol por sostener la vida en el planeta y empezar cada día de nuestra vida con gusto.

  Series de yoga

Al realizar la flexión hacia atrás se puede inhalar cuando el pecho se expande y los pulmones pueden expandirse a su máxima capacidad. Por otro lado, las flexiones hacia delante implican la exhalación cuando el pecho y el abdomen se contraen.

La respiración es una parte muy importante de la secuencia. El movimiento de una postura a la siguiente se realiza siempre junto con la inhalación o la exhalación de la respiración. Se puede controlar el ritmo de la secuencia modificando el número de respiraciones en cada postura, pero hay que asegurarse de pasar siempre a la siguiente postura con la respiración correcta.

No permitas que tus caderas y tu trasero se hundan demasiado o se eleven demasiado aquí. Es importante mantener el cuerpo en una línea recta, desde los hombros hasta los talones. Mantén los hombros alineados directamente sobre las muñecas. Mantén la postura durante 5 respiraciones.

Lleva suavemente las rodillas al suelo y exhala. Lleva las caderas hacia atrás ligeramente, deslízate hacia delante, apoya el pecho y la barbilla en el suelo. Levanta un poco la parte posterior. Las dos manos, los dos pies, las dos rodillas, el pecho y la barbilla (ocho partes del cuerpo tocan el suelo).

12 posturas de surya namaskar

En muchas culturas, la luz ha sido durante mucho tiempo un símbolo de conciencia y autoiluminación. “El mundo comienza con la llegada de la luz”, escribió el analista junguiano Erich Neumann en Los orígenes y la historia de la conciencia. “La oposición entre la luz y la oscuridad ha informado al mundo espiritual de todos los pueblos y lo ha moldeado”.

  Curso de profesor de yoga

Una de las formas de honrar al sol es a través de la secuencia dinámica de asanas Surya Namaskar (más conocida como Saludo al Sol). La palabra sánscrita namaskar proviene de namas, que significa “inclinarse” o “adorar”. (La conocida frase que utilizamos para cerrar nuestras clases de yoga, namaste -que significa “tú”- también procede de esta raíz). Cada Saludo al Sol comienza y termina con el mudra (gesto) de las manos unidas tocando el corazón. Esta colocación no es un accidente; sólo el corazón puede conocer la verdad.

Los antiguos yoguis enseñaban que cada uno de nosotros reproduce el mundo en general, encarnando “ríos, mares, montañas, campos… estrellas y planetas… el sol y la luna” (Shiva Samhita, II.1-3). El sol exterior, afirmaban, es en realidad una muestra de nuestro propio “sol interior”, que corresponde a nuestro corazón sutil o espiritual. Aquí se encuentra la sede de la conciencia y la sabiduría superior (jnana) y, en algunas tradiciones, el domicilio del yo encarnado (jivatman).

Saludo a la luna hatha yoga

Los orígenes precisos del Saludo al Sol son inciertos, pero la secuencia fue popularizada a principios del siglo XX por Bhawanrao Shriniwasrao Pant Pratinidhi, el Rajá de Aundh, y adoptada en el yoga por Krishnamacharya en el Palacio de Mysore, donde las clases de Saludo al Sol, que entonces no se consideraban yoga, se impartían al lado de su yogasala. Los maestros de yoga pioneros enseñados por Krishnamacharya, entre ellos Pattabhi Jois y B. K. S. Iyengar, enseñaron a sus alumnos de todo el mundo las transiciones entre asanas derivadas del Saludo al Sol. Variantes del yoga

  Patry jordan principiantes

Bhawanrao Shriniwasrao Pant Pratinidhi proporcionó esta guía de doble página sobre el Saludo al Sol en la parte posterior de su libro de 1928 El camino de los diez puntos hacia la salud: Surya Namaskars, así como en el cuerpo del texto, indicando que podía retirarse para su uso sin dañar el texto del libro[5][6].

Los orígenes del Saludo al Sol son imprecisos; la tradición india relaciona al santo del siglo XVII Samarth Ramdas con los ejercicios Surya Namaskar, sin definir de qué movimientos se trataba[11]. En la década de 1920, Bhawanrao Shriniwasrao Pant Pratinidhi, el Rajá de Aundh, popularizó y dio nombre a la práctica, describiéndola en su libro de 1928 The Ten-Point Way to Health: Surya Namaskars[5][6][12][13] Se ha afirmado que Pant Pratinidhi la inventó,[14] pero Pant afirmó que ya era una tradición marathi común[15].