Posturas de yoga de tres, Ejercicios de Yoga para la Ansiedad

Posturas de yoga de tres

posturas de yoga para 4

Aunque llevo casi tres décadas practicando yoga, todavía me siento atraído una y otra vez por las posturas “fáciles”. He jugado con posturas más avanzadas, pero las posturas y prácticas básicas para principiantes parecen ofrecer los mayores beneficios a largo plazo con el menor riesgo. Sin necesidad de una fuerza o flexibilidad sobrenaturales, podemos movilizar y lubricar nuestras articulaciones, mejorar nuestra postura y equilibrio, estimular la digestión, potenciar la energía, calmar el sistema nervioso y crear concentración y claridad mental, a cualquier edad o etapa de la vida.

Hay un proverbio sánscrito: “Porque la respiración es la vida; si respiras bien, vivirás mucho tiempo en la tierra”. La sabiduría occidental está de acuerdo. No parece importar si utilizamos la respiración diafragmática (también llamada respiración abdominal o del vientre), la respiración profunda de la caja torácica o una técnica específica de pranayama: las investigaciones sugieren que la respiración lenta y profunda puede desencadenar la “respuesta de relajación”, ralentizando la respiración y el ritmo cardíaco, reduciendo la presión arterial, calmando la digestión, mejorando la energía y reduciendo el estrés y el dolor percibido. Y lo que es mejor, esta herramienta está al alcance de todos, independientemente de la lesión, la edad, la amplitud de movimiento o la fuerza física.

vrikshasana

“La Virabhadrasana III nos pide que nos mantengamos en el suelo sobre una pierna, arraigados a la tierra, pero que al mismo tiempo levantemos la otra pierna y nos estiremos horizontalmente desde la punta de los dedos de los pies hasta la punta de los dedos, como una estrella radiante que se expande hacia el espacio”, dice la creadora de Power Yoga Beryl Bender Birch. “Pero si nos expandimos demasiado hacia fuera, perdemos la potencia y el equilibrio. Para mantenerlos, tenemos que centrarnos en contraernos, en tirar hacia dentro, en conectar con la gravedad: Por otro lado, si nos contraemos demasiado y nos aferramos con demasiada fuerza, perdemos la expansión y tendemos a colapsar sobre nosotros mismos y a perder de nuevo el equilibrio.”

Por qué nos encanta: “El Guerrero III te permite tantos puntos de entrada -desde el Guerrero I, desde el Árbol, desde una embestida, desde la Silla. Y, oh, los lugares a los que puedes llegar: Splits de pie. Media Luna. El reto del Guerrero III es mantener las caderas paralelas al suelo, pero cuando lo haces, puedes sentir realmente la fuerza de tu pierna de pie”. -Tamara Jeffries, editora senior de Yoga Journal

uttanasana

Escanee activamente las características del dispositivo para su identificación. Utilizar datos de geolocalización precisos. Almacenar y/o acceder a la información de un dispositivo. Seleccionar contenidos personalizados. Crear un perfil de contenido personalizado. Medir el rendimiento de los anuncios. Seleccionar anuncios básicos. Crear un perfil de anuncios personalizados. Seleccionar anuncios personalizados. Aplicar la investigación de mercado para generar información sobre la audiencia. Medir el rendimiento de los contenidos. Desarrollar y mejorar los productos.

Como estudiante principiante de yoga, puede que te sientas abrumado por la gran cantidad de posturas y sus extraños nombres. Relájese: la práctica del yoga es una actividad que dura toda la vida, por lo que tendrá mucho tiempo para aprender decenas de posturas.

A medida que progreses, podrás adoptar posturas más desafiantes, pero es una buena idea mantener las cosas simples cuando estás empezando. Las posturas básicas aquí descritas son lo suficientemente valiosas como para mantenerte ocupado durante mucho tiempo.

Los principiantes a menudo se inclinan demasiado hacia delante en esta postura, haciéndola más parecida a una plancha. En lugar de ello, recuerda mantener el peso principalmente en las piernas y alcanzar las caderas en alto, con los talones estirados hacia el suelo (no es necesario que toquen el suelo). Dobla un poco las rodillas para facilitar el movimiento si tienes los isquiotibiales tensos. Mantén los pies paralelos.

bakasana

Repasemos: Buscamos tres posturas de yoga que sean lo suficientemente sencillas como para hacerlas sin ninguna otra preparación, lo suficientemente versátiles como para adaptarse a una variedad de necesidades y lo suficientemente potentes como para marcar la diferencia en cómo nos sentimos. (Lee la parte 1 de este post)

TRUCO: En la exhalación no redondees la parte superior de la espalda, como lo harías en la postura del Gato. Piensa en tirar hacia atrás con tu coxis, el resto del cuerpo te sigue. ¡NO TE OLVIDES DE SUBIR LA CREMALLERA! (Para leer más sobre “subir la cremallera”, ve aquí).

Cada vez que oigo a mis alumnos quejarse de que han pasado demasiado tiempo sentados, de pie, en bicicleta, conduciendo, levantando objetos, pintando… seamos sinceros, viviendo, siempre les digo: “Haz un poco de Cobra”. Esta postura ofrece tantos beneficios que no entiendo por qué no es más popular. Bueno, en realidad sí sé por qué. A menudo, la postura de la Cobra se hace de tal manera, que en realidad crea problemas, en lugar de resolverlos. Es triste. Hagamos un experimento rápido: Mira la foto de abajo y compara la primera y la segunda imagen. A continuación, lea los beneficios que podríamos esperar de la Cobra y decida qué versión puede ofrecerlos.